Este bello girasol de tela no puede dejar sin sonrisa a quien lo reciba de regalo. Y es una manualidad fácil de hacer. Así que manos a la obra estimadas lectoras 😉

Necesitamos tela de tres colores, napa para el relleno, una maceta decorativa y ramas para los tallos.

Recortemos 2 círculos de aproximadamente 8 cm de la tela estampada con cuadros o puntos, u otro estampado que imita el centro de girasol. Y 8 círculos de color naranja o amarillo para los pétalos.

girasol de tela

Los círculos de los pétalos doblamos 2 veces por la mitad. Y luego cosemos la parte baja de cada pétalo con la puntada suelta para ajustarlo LIGERAMENTE.

Acomodamos los pétalos hacia dentro como en la imagen y cosémoslos a uno de los círculos. Después tapamos con otro círculo y cosemos nuevamente todo juntos, dejando un espacio de 3 cm sin coser para poder voltear la flor luego.

Rellenamos el centro de girasol de tela con un poco de napa y cerramos la abertura con hilo y aguja. Confeccionamos de la misma manera tres girasoles de tela.

Las hojas cosemos de la tela verde con la máquina de coser, dejando espacio en el medio para poder pasar luego el tallo entre las dos hojas.

girasol de tela

Los tres tallos con los girasoles y hojas acomodamos en la maceta y fijamos con el cemento para la artesanía o porcelana fría. Tapamos el cemento con pasto decorativo.

Con los palitos de helado pueden hacer un hermoso cerco decorativo para darle un toque campestre a nuestro girasol de tela.

girasol de tela